Proporcionando imágenes digitales “gratis” a académicos: MET, ARTstor y accesibilidad a colecciones de arte en internet

El pasado 12 de marzo de 2007 el Metropolitan Museum of Art de Nueva York anunciaba en su página web una “inicitativa pionera para proporcionar imágenes digitales libres de coste a académicos”. Este anuncio ha sido inmediatamente difundido en la blogosfera académica, como por ejemplo en el blog del Chronicle of the Higher Education y en The Attic.

Este nuevo servicio denominado “Imágenes para Publicación Académica” (IAP en sus siglas en inglés) ha sido puesto en marcha en colaboración con la organización sin ánimo de lucro ARTstor. Este servicio:

… hará disponibles las imágenes por medio de un programa informático en la página web de ARTstor. Inicialmente, cerca de 1.700 imágenes representivas del extenso rango de la enciclopédica colección del Metropolitan Museum se harán disponibles a través de las más de 730 instituciones en la actualidad autorizadas por ARTstor hasta la fecha.

Según The Chronicle of the Higher Education, los académicos en Estados Unidos tienen que pagar caros permisos para hacer uso de las imágenes de los museos; un problema que, quizás, no afecta a investigadores en otros países. Sin embargo, las cuestiones aquí son varias.

Pese a que consideramos esta colaboración entre el Met y ARTstor una maravillosa inciativa -y deseamos sin lugar a dudas que sea imitada por otros museos- de este proyecto nos preocupa especialmente su accesibilidad.

Esta iniciativa es sólo aplicable para su uso “en publicaciones académicas¨. De modo que, ¿qué es lo que se considera una publicación académica? ¿Pueden optar a ello publicaciones ajenas a las universidades y centros de investigación, pero firmadas por académicos? Sobre estas cuestiones puedes leer una interesante conversación en Musematic.

Nuestra segunda preocupación hace referencia al hecho de que hasta el momento, sólo “las más de 730 instituciones en la actualidad autorizadas por ARTstor hasta la fecha” tendrán acceso a este servicio. En otras palabras, este servicio no es para el conjunto de la comunidad académica, sino para ciertas instituciones. Lo que es más, podíamos adivinar que aunque este servicio ha sido llamativamente anunciado como “sin cargo para académicos”, formar parte de ARTstor requería el pago de una cuota, com al final ha resultado ser. Pero incluso queriendo pagar no todo el mundo puede pertener a la comunidad pues sólo pueden hacerlo instituciones de los Estados Unidos de América, Canadá, Australia/Nueva Zelanda y el Reino Unido.

Sobre esto, y a modo de descargo, ARTstor explica en su página web:

La participación en ARTstor estará limitada, en principio y por el momento, a las insituciones interesadas de los Estados Unidos de América, Canadá y el Reino Unido. Las leyes de propiedad intelectual y copyright difieren de país a país; la mayoría del contenido de la Biblioteca Digital ARTstor estará disponible a participantes internacionales pero algunos materiales con copyright no lo estarán debido a asuntos de copyright. Con el tiempo, esperamos ampliar la disponibilidad internacional de la Biblioteca Digital ARTstor.

Finalmente nos preguntamos cuál es la mejor fórmula para proporcionar usos gratuitos a instituciones sin ánimo de lucro en el contexto de las colecciones de arte disponibles en internet. Al final, los usos de las colecciones en internet están siendo regulados por el marco legal de cada país y dentro de las estrictas delimitaciones del poder económico. De modo que el acceso a las colecciones en internet todavía permanece restringido a cierta gente y a cientas áreas del planeta, mientras la utopía de Web 2.0 como una plaza universal todavía sigue siendo un sueño. En cualquier caso, éste es un problema de difícil solución que requiere de la voluntad de establecer leyes internacionales apropiadas y más colaboraciones como la hecha por el Met.

No obstante, otras mejoras pueden ser fácilmente hechas en aras de una política más acertada sobre quiénes son los potenciales usuarios profesionales de las colecciones de arte en internet. Así, deseamos que el Met amplíe su servicio IAP a las asociaciones de profesionales de museos, tanto de los países que están en la lista, como de los que no. ¿Necesitamos ser “académicos” para necesitar acceso a las colecciones en internet? Podemos imaginar que los miembros de AFRICOM, AAM, AAMC, COVICOM, ICOM, Museum-Ed, o SMA (sólo por dar algunos ejemplos de asociaciones profesionales) apreciarían y aprovecharían enormemente este gesto.

About these ads


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 82 other followers