Museo eres tú

Los museos son por y para la gente, aunque entrados en la era 2.0 y con infinidad de canales abiertos a la participación sean muy pocos los que verdaderamente están cediendo un espacio propio a los usuarios. Uno de los miedos más comunes de quienes gestionan estas organizaciones es el temor a la banalización que pudieran crear los contenidos generados por los usuarios (user generated content) Sin embargo, ser un museo 2.0 implica estar permanentemente abierto a la participación.

La realidad es que mientras muchos museos abren canales de “participación” y sólo los pueblan con “sus” contenidos, los usuarios están creando obras magníficas que en muchas ocasiones superan en creatividad y calidad a las que producen muchas organizaciones. Tal es el caso del tema 70 Million interpretado por el grupo franco-americano Hold your horses, quien gracias a su talento ha contribuido a la posterior creación de numerosos covers y vídeos explicando las obras de arte que en el vídeo se interpretan, en lo que supone una difusión del arte que para sí ya hubieran querido muchos museos. Y es que los usuarios son una inagotable fuente de conocimiento colectivo y creatividad (crowdsourcing) que cualquier museo que se llame “2.0″ no puede dejar de incorporar y mucho menos, subestimar.

Parece que Hold your Horses lo pasó tan bien grabando el vídeo de 70 Million que posteriormente se animó con este encargo, una versión igual de divertida dedicada a la pintura impresionista. Indudablemente los museos han de educar y divulgar sus colecciones, ¿pero quién dijo que no podía ser de una forma creativa, divertida y lo más importante, colaborativa?


e-learning Systems for Aged Art Museums

Mona Lisa ipod

Who said internet and e-learning systems were necessary for museums of only Contemporary Art? See on the photo (if you are able) ‘La Gioconda’ at the Louvre Museum, Paris. If you want to meet her in person, surely you will thank some extra help.

The Louvre offers virtual tours on its website, but the one devoted to La Gioconda is even more frustrating than on site. Although the extremely famous painting appears without visitors, the software does not allow getting closer to the art work. Despite this fact, what is probably the most visited museum on the World only offers traditional information systems.

In addition to check the text and the images on the website (with very good quality,) the only supplementary information option to visitors provided by the museum is audio guides. After having to queue during long time and over on receipt of 5 euros and an ID deposit, visitors will be allowed to carry an uncomfortable portable cd player model during their visit. The other option is hiring a guide tour, which because of the amount of visitors, the noise and the real movement difficulty; includes a headset service to be able to hear guides’ explanations.

Maybe the logical alternative to this entire nuisance would be an additional podcast and/or vodcast service on the website of the museum, so people would arrive to the museum provided with their respective explanations to enjoy at the same time they appreciate art works or, who knows, they queue listening to some music customized by the very Gioconda.

Images: Corneille, Petite: Mona Lisa, 2005. Photography. (left.) iPod® Nano Skin ‘Mona Lisa’ (right)

Sistemas de aprendizaje electrónico para museos de arte entrados en años

LouvreMona Lisa ipod

¿Quién dijo que internet y los sistemas de aprendizaje electrónicos eran necesarios en los museos sólo de Arte Contemporáneo? Observa en la fotografía (si eres capaz) a “La Gioconda” en el Museo del Louvre, París. Si quieres ir a conocerla en persona seguro que agradecerás ayuda extra.

El Louvre ofrece visitas virtuales en su página web, pero la dedicada a La Gioconda es, si cabe, más frustrante que al natural. Aunque en la imagen virtual la celebérrima pintura aparece sin público, el programa informático no permite acercarse a la obra. Pese a ello, el que es probablemente el museo de arte más visitado del mundo sólo ofrece los sistemas de información tradicionales.

Además de consultar el texto y las imágenes de la página web (de muy buena calidad), la única alternativa de información adicional para el visitante proporcionada por el museo son las audioguías. Tras esperar una larga cola y previo pago de 5 euros y depósito de un documento de indetificación, el visitante podrá cargar con un incómodo modelo de lector portátil de cd durante visita. La otra opción es contratar un servicio de guía que, eso sí, dada la afluencia de público, el ruido y la dificultad real de movimiento, incluye un servicio de auriculares para poder oir sus explicaciones.

Tal vez la alternativa lógica a todo este engorro sería un servicio adicional de podcasts y/o vodcasts en la página web del museo, así los visitantes llegarían ya provistos de sus correspondientes explicaciones que poder disfrutar al mismo tiempo que aprecian las obras o, quien sabe, esperan en una cola.

Imágenes: Corneille, Petite: Mona Lisa,2005. Fotografía. (izda.) iPod® Nano Skin ‘Mona Lisa’ (dcha.)


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 82 other followers