Museo eres tú

Los museos son por y para la gente, aunque entrados en la era 2.0 y con infinidad de canales abiertos a la participación sean muy pocos los que verdaderamente están cediendo un espacio propio a los usuarios. Uno de los miedos más comunes de quienes gestionan estas organizaciones es el temor a la banalización que pudieran crear los contenidos generados por los usuarios (user generated content) Sin embargo, ser un museo 2.0 implica estar permanentemente abierto a la participación.

La realidad es que mientras muchos museos abren canales de “participación” y sólo los pueblan con “sus” contenidos, los usuarios están creando obras magníficas que en muchas ocasiones superan en creatividad y calidad a las que producen muchas organizaciones. Tal es el caso del tema 70 Million interpretado por el grupo franco-americano Hold your horses, quien gracias a su talento ha contribuido a la posterior creación de numerosos covers y vídeos explicando las obras de arte que en el vídeo se interpretan, en lo que supone una difusión del arte que para sí ya hubieran querido muchos museos. Y es que los usuarios son una inagotable fuente de conocimiento colectivo y creatividad (crowdsourcing) que cualquier museo que se llame “2.0” no puede dejar de incorporar y mucho menos, subestimar.

Parece que Hold your Horses lo pasó tan bien grabando el vídeo de 70 Million que posteriormente se animó con este encargo, una versión igual de divertida dedicada a la pintura impresionista. Indudablemente los museos han de educar y divulgar sus colecciones, ¿pero quién dijo que no podía ser de una forma creativa, divertida y lo más importante, colaborativa?


Sociedad civil y relaciones transatlánticas

Yesterday I attended the Seminar “Sociedad civil y relaciones transatlánticas,” organized by VIA Círculo Jefferson. It was a wonderful opportunity to meet such a fantastic group of people and chatting with them about our common experiences in US. I was especially impressed by the representatives of the US Embassy: Ms. Elaine Samson, Political Counselor and Laura M. Gould, Cultural Affairs Officer. Listening them I reminded how much I was missing the ethusiasm, accuracy and determination of some American professionals I met when I was enjoying my Fulbright fellowship. My years in US definitively shaped my vision about so many things of US and Spain that I can not stop recommending everyone having that experience.


Digital Death, una lección de captación de fondos impulsada por una ONL

Digital Death. Keep a Child Alive

La crisis ha llegado al primer mundo. No es que éste antes careciera de graves problemas merecedores de una acción social urgente, sino que “la crisis” se llama de tal manera porque ha atacado de lleno a empresas y a administraciones públicas del primer mundo. Si no les hubiera afectado en sus estructuras, valores y sistemas de gestión continuaríamos hablando de “sociedad del bienestar” mientras que miles de personas seguirían muriendo en las calles de los países “desarrollados”. Es más, pocas crisis pueden sorprender de verdad al tercer sector.

Las Organizaciones No Lucrativas (ONL) son auténticas expertas en gestionar crisis, por eso ahora han de asumir un papel de liderazgo en el panorama gestor de los países desarrollados. Es el momento de convencer definitivamente a las empresas y a la administración de la relevancia de su papel, de la importancia de su misión y de la sostenibilidad de sus sistemas. Aunque suene a tópico, la crisis proporciona a las ONL la oportunidad de impulsar sus valores liderando iniciativas que conduzcan a sistemas sociales y de mercado más justos y sostenibles.

Es cierto que las ONL también se están viendo afectadas por la grave situación económica actual. Su capacidad de captación de fondos está disminuyendo notablemente debido al repliegue inversor. De este modo, a la prolongada crisis estructural que desde hace ya años está mostrando el tercer sector en España, ahora se suma la crisis financiera que atenaza a las organizaciones ante el pánico a los despidos y a no poder seguir financiando sus actividades. Pero el verdadero riesgo para el sector social no es la falta de ingresos económicos, sino que se ensimisme en su propia pervivencia dejando que sus fines fundacionales pasen a un segundo plano.

Aunque sea duro, ahora es justo el momento de demostrar la experiencia en gestión de crisis y la capacidad de adaptación y superación propias del tercer sector.

En los últimos años, las organizaciones sociales han dado pasos de gigante hacia una creciente profesionalización de su gestión, lo cual ha aumentado notablemente la visibilidad de sus causas. En la actualidad muchas iniciativas sociales y campañas de captación de fondos están a la vanguardia del marketing e integran con especial acierto las tecnologías móviles y las herramientas de la web social. El tercer sector avanza hacia la innovación y da crecientes muestras del uso de herramientas 2.0 para promover sus causas.

Los servicios de difusión y participación que proporcionan las redes sociales constituyen el entorno ideal para fomentar el activismo social por parte de las organizaciones.

Además de concienciar, sensibilizar, crear y fortalecer comunidades; las tecnologías móviles y las herramientas 2.0 sirven para hacer lo que en los últimos tiempos se presenta como lo más difícil: captar fondos. Un magnífico ejemplo de ello es la campaña “Digital Death”, lanzada por la organización sin ánimo de lucro Keep a Child Alive (KCA) el pasado 1 de diciembre de 2010, Día Internacional del VIH/SIDA.

KCA es una organización estadounidense que opera fundamentalmente en África e India, cuya misión es proveer de tratamientos médicos, cariño y apoyo a los niños afectados por el VIH/SIDA y a sus familias. En poco más de un mes su campaña “Digital Death” ha recaudado más de un millón de dólares para la lucha contra el Sida y lo ha hecho utilizando las redes sociales con el apoyo de las tecnologías móviles. Frente a una cantidad mínima de un dólar para donar, la media de donación diaria ha sido superior a los 30.000 dólares. ¿Cómo se consigue esto con donaciones individuales?

MORIR POR LA CAUSA

“Digital Death” promueve una suerte de “suicidio digital” entre los usuarios de redes sociales quienes podrán ser devueltos a la vida previa recaudación de la cantidad que cada uno haya marcado de antemano.

El entorno digital creado para esta campaña ni “mata” definitivamente al usuario, ni siquiera le bloquea para que siga utilizando sus perfiles en redes sociales. Es el propio participante quien en realidad elige asumir las condiciones de participación, anunciando su “suicidio” en sus perfiles sociales y no volviéndolos a utilizar hasta que alguien haya donado la cantidad previamente elegida.

LA SEGMENTACIÓN DEL TARGET

Lejos de ser una campaña generalista, “Digital Death” se ha desarrollado en las redes sociales, un entorno de comunicación más restringido que los medios tradicionales pero que se basa en la relevancia de contenidos. Por eso, aunque el target (público objetivo al que va dirigida) sea más limitado que el de una campaña televisiva, es sin embargo mucho más sensible a los contenidos ya que precisamente utiliza las redes para obtener contenidos relevantes a sus intereses. Por si fuera poco, la naturaleza participativa y social que caracteriza a los entornos 2.0 determina que sus usuarios sean más proclives a la participación en causas sociales.

EL FACTOR CELEBRITY

Los aciertos de esta campaña son numerosos y van muchomás allá de las personas famosas que la apoyan. Hay que señalar que, en este caso, las “celebrities” involucradas son algo más que meros famosos del couché y la televisión, ya que en su mayoría son líderes en las redes sociales. Así pues, quienes han sido escogidos para promover esta campaña son un tipo de famoso especial y realmente relevante al medio en el que se desarrolla la campaña: son famosos 2.0.

Pero no es lo mismo “usar” las redes sociales que comprenderlas en profundidad, por eso y pese al acierto de esta elección, las “celebrities” son al final un mero instrumento, irrelevante a comparación de la excelente estrategia de marketing utilizada.

TODOS SOMOS PROTAGONISTAS

En los entornos 2.0 los usuarios somos los principales agentes: elaboramos contenidos, lideramos iniciativas y creamos opinión. A cambio, lo que deseamos es recibir contenidos y experiencias relevantes a nuestros intereses y es ahí donde estas “meta-celebrities” han jugado un papel clave en la campaña. Su destacado poder de influencia en las redes se aprovecha para motivar a los usuarios respecto a lo que más les interesa: los contenidos y experiencias que ellos mismos generan, que son de extremo interés para sus fans.

Así, el gran acierto de “Digital Death” es comprender la gran sensibilidad de los usuarios de las redes sociales a las experiencias relevantes, además de saber monetizar el valor “intangible” de su naturaleza participativa.

Además, “Digital Death” ejemplifica a la perfección el cambio de estrategia que el marketing está experimentando en los últimos años. Mientras que el marketing “push” se centraba tradicionalmente en infiltrar un mensaje en la actividad diaria de sus potenciales clientes, las tendencias actuales de marketing (“pull”) intentan proporcionar experiencias relevantes a los potenciales clientes y provocar que sean ellos quienes se vinculen emocionalmente a la marca para posteriormente demandar y difundir las bondades del producto. De igual manera, “Digital Death” no sólo hace partícipes a los usuarios de la acción común concediéndoles un protagonismo total por medio de una página exclusiva para cada usuario a la que se suma una página colectiva, sino que además proporciona toda clase de widgets y servicios que ayudan a los usuarios a difundir su acción.

AYUDAR CON SÓLO UN CLICK

Aunque el target de “Digital Death” sea cuantitativamente más reducido que el de campañas más generalistas, es mucho más eficiente en términos cualitativos dada su capacidad real para donar. Su frecuente actividad en las redes sociales hace presuponer que puede acceder a una conexión de Internet casi a diario, lo cual da muestras de un estatus económico suficiente para donar en esta iniciativa.

Pero además de esta circunstancia, la clave está en poder donar fácil y rápidamente. “Digital Death” es en este sentido una campaña perfectamente ajustada al comportamiento de los usuarios en las redes: la donación inmediata con sólo un click; a lo que contribuye la excelente usabilidad del site, el diseño claro y eficaz y la integración de las tecnologías móviles.

Por si fuera poco, la transparencia es otro potente elemento motivador, ya que en la página web se explica a tiempo real el estado de la recaudación, además de en qué se invierten las donaciones y cómo cada usuario está contribuyendo a cambiar la realidad. “Digital Death” es sin duda una excelente campaña, llena de creatividad y aciertos, que definitivamente enseña cómo implementar una campaña de captación divertida, inspiradora y cuyo objetivo final es literal: devolver a la vida a las personas.

Publicado originalmente en Compromiso Empresarial. Enero – Febrero, 2011.


What Museums Say… about Seattle Art Museum

This post is the first one in English of the series “Lo que los museos dicen…”, which in its English version is called, “What Museums Say…” This section shows a different point of view to the so called “User Generated Content” (UGC) by featuring what art museums are saying -online- about themselves.

One of the most interesting approaches to this problem is checking how museums are advertising themselves. As you will keep watching in future posts of this section, there are lots of wonderful and very creative examples of self-introductions by art museums. One of my favorites is this one by Seattle Art Museum, USA, posted by coleweber, I guess, the author of the featured spot. I t is my belief that this is a good spot because it is focussed on museum visitors’ experience and not on, as often used to happen, what museums do, have, want, etc. Here I can feel what is going to happen to me if I visited Seattle Art Museum, because when I visit art museums, I not only used to learn, mainly I have experiences. Here you can have yours. Any comments on how to interpret this video?

If you also understand Spanish, do not forget checking the topics section of the right column, and clicking on some other examples of Museums talking about themselves at “Lo que los museos dicen…”; or, why not, people speaking about museums at “Lo que la gente dice…” and its equivalent in English, “What People Say…”


Fulbright photo of the month

Fulbright photo of the month

 

After my intensive course of International Cultural Policies at Columbia University you can see me here in a plane, with my very Spanish fan, and heading to Chicago to spend my Summer Term. I was travelling to take a course of specialized English writing for museums at The School of the Art Institute of Chicago and I was feeling very excited about studying at that gorgeous and prestigious school in addition to spend the summer in Chicago, absolutely “My kind of town.” It definitively was a unique academic and personal experience that I highly recommend.

About to take off, Bassam took this photo and sent it to the Fulbright Program. Eventually it was published as “The photo of the month” on the April 2007 newsletter. I have to admit that I feel proud of showing our Spanish wit in the shape of my fan: portable, environmentally friendly, silent, and ready to use whenever the air conditioned of any plane is not working.


Providing ‘Free’ Digital Images to Scholars: Met, ARTstor and Accessibility to Online Art Collections

Past March 12, 2007, The Metropolitan Museum of Art announced on its website, a “pioneering initiative to provide digital images to scholars at no charge.” This announcement has been immediately spread by the scholar blogosphere, as for example in the blog of The Chronicle of the Higher Education and The Attic.

This new service entitled “Images for Academic Publishing” (IAP) has been implemented in partnership with the nonprofit organization ARTstor. This service,

…will make images available via software on the ARTstor Web site. Initially, nearly 1,700 images representative of the broad range of the Metropolitan Museum‘s encyclopedic collection will be available through the more than 730 institutions that currently license ARTstor. Efforts to expand this accessibility are now underway and will be announced by ARTstor at a later date.

According to The Chronicle of the Higher Education scholars in the USA have to pay high permission rates to make use of museums’ images; a problem that, maybe, does not relate to researchers in some other countries. However, the questions here are numerous.

Although we consider this partnership among The Met and ARTstor a wonderful initiative and we really wish it would be imitated by other museums, we are especially concerned about the accessibility of this project.

This initiative is only applicable “for use in academic publications.” So, what would be considered an academic publication? Are publications outside universities and research centers -but signed by scholars- eligible? How is going to affect this to publishing companies? Are independent researchers considered scholars? About these issues you could read an interesting thread at Musematic.

Our second concern relates to the fact that, till the moment, only “the more than 730 institutions that currently license ARTstor” could have access to this service. In other words, this service is not for the overall academic community, it is just for certain institutions. Moreover, we could guess that although this service is strikingly announced as “no charge for scholars,” becoming an ARTstor member required paying a fee, as eventually it was. But even willing to pay, not anyone could belong to the community because only institutions from, United States, Canada, Australia | New Zealand, and United Kingdom are eligible.
About this, and as a disclaimer, ARTstor explains on its website,

ARTstor participation will be limited, at least initially, to interested institutions in the United States, Canada and the United Kingdom. Intellectual property and copyright law differs from country to country; most of the content in the ARTstor Digital Library will be available to international participants, but some copyrighted materials will not be available due to copyright concerns. In time, we expect to expand the availability of the ARTstor Digital Library internationally.

Eventually, we wonder what the best formula to provide non charged uses to nonprofit organizations is in an online context for art collections. At the end, internet uses of online collections are being regulated by each country’s legal frame and within the strict boundaries of economical power. So, access to online art collections still remain restricted to certain people and areas of the world while the utopia of Web 2.0 as a universal plaza remains still as a dream. This is however, a difficult problem that requires the will of establishing international suitable laws and more partnerships like The Met has done.

However, some other improvements could be easily done for a more accurate policy on who are the potential professional users of online art collections. We wish The Met will extented the IAP service to Museum Professional Associations, from the listed and not listed countries. Do we need to be “scholars” to need access to online collections? We can guess that the members of AFRICOM, AAM, AAMC, COVICOM, ICOM, Museum-Ed, or SMA (just to provide some professional associations examples) would really appreciate and get good benefit of this gesture.


Proporcionando imágenes digitales “gratis” a académicos: MET, ARTstor y accesibilidad a colecciones de arte en internet

El pasado 12 de marzo de 2007 el Metropolitan Museum of Art de Nueva York anunciaba en su página web una “inicitativa pionera para proporcionar imágenes digitales libres de coste a académicos”. Este anuncio ha sido inmediatamente difundido en la blogosfera académica, como por ejemplo en el blog del Chronicle of the Higher Education y en The Attic.

Este nuevo servicio denominado “Imágenes para Publicación Académica” (IAP en sus siglas en inglés) ha sido puesto en marcha en colaboración con la organización sin ánimo de lucro ARTstor. Este servicio:

… hará disponibles las imágenes por medio de un programa informático en la página web de ARTstor. Inicialmente, cerca de 1.700 imágenes representivas del extenso rango de la enciclopédica colección del Metropolitan Museum se harán disponibles a través de las más de 730 instituciones en la actualidad autorizadas por ARTstor hasta la fecha.

Según The Chronicle of the Higher Education, los académicos en Estados Unidos tienen que pagar caros permisos para hacer uso de las imágenes de los museos; un problema que, quizás, no afecta a investigadores en otros países. Sin embargo, las cuestiones aquí son varias.

Pese a que consideramos esta colaboración entre el Met y ARTstor una maravillosa inciativa -y deseamos sin lugar a dudas que sea imitada por otros museos- de este proyecto nos preocupa especialmente su accesibilidad.

Esta iniciativa es sólo aplicable para su uso “en publicaciones académicas¨. De modo que, ¿qué es lo que se considera una publicación académica? ¿Pueden optar a ello publicaciones ajenas a las universidades y centros de investigación, pero firmadas por académicos? Sobre estas cuestiones puedes leer una interesante conversación en Musematic.

Nuestra segunda preocupación hace referencia al hecho de que hasta el momento, sólo “las más de 730 instituciones en la actualidad autorizadas por ARTstor hasta la fecha” tendrán acceso a este servicio. En otras palabras, este servicio no es para el conjunto de la comunidad académica, sino para ciertas instituciones. Lo que es más, podíamos adivinar que aunque este servicio ha sido llamativamente anunciado como “sin cargo para académicos”, formar parte de ARTstor requería el pago de una cuota, com al final ha resultado ser. Pero incluso queriendo pagar no todo el mundo puede pertener a la comunidad pues sólo pueden hacerlo instituciones de los Estados Unidos de América, Canadá, Australia/Nueva Zelanda y el Reino Unido.

Sobre esto, y a modo de descargo, ARTstor explica en su página web:

La participación en ARTstor estará limitada, en principio y por el momento, a las insituciones interesadas de los Estados Unidos de América, Canadá y el Reino Unido. Las leyes de propiedad intelectual y copyright difieren de país a país; la mayoría del contenido de la Biblioteca Digital ARTstor estará disponible a participantes internacionales pero algunos materiales con copyright no lo estarán debido a asuntos de copyright. Con el tiempo, esperamos ampliar la disponibilidad internacional de la Biblioteca Digital ARTstor.

Finalmente nos preguntamos cuál es la mejor fórmula para proporcionar usos gratuitos a instituciones sin ánimo de lucro en el contexto de las colecciones de arte disponibles en internet. Al final, los usos de las colecciones en internet están siendo regulados por el marco legal de cada país y dentro de las estrictas delimitaciones del poder económico. De modo que el acceso a las colecciones en internet todavía permanece restringido a cierta gente y a cientas áreas del planeta, mientras la utopía de Web 2.0 como una plaza universal todavía sigue siendo un sueño. En cualquier caso, éste es un problema de difícil solución que requiere de la voluntad de establecer leyes internacionales apropiadas y más colaboraciones como la hecha por el Met.

No obstante, otras mejoras pueden ser fácilmente hechas en aras de una política más acertada sobre quiénes son los potenciales usuarios profesionales de las colecciones de arte en internet. Así, deseamos que el Met amplíe su servicio IAP a las asociaciones de profesionales de museos, tanto de los países que están en la lista, como de los que no. ¿Necesitamos ser “académicos” para necesitar acceso a las colecciones en internet? Podemos imaginar que los miembros de AFRICOM, AAM, AAMC, COVICOM, ICOM, Museum-Ed, o SMA (sólo por dar algunos ejemplos de asociaciones profesionales) apreciarían y aprovecharían enormemente este gesto.


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 85 other followers