Fundación Hazloposible: “Cuando interactúan ciudadanos, organizaciones y empresas, abrimos la puerta a una transformación positiva, y eso engancha”

Fundación Hazloposible

La Fundación Hazloposible trabaja desde hace más de una década en impulsar la interacción y la participación de la sociedad en causas solidarias por medio del uso innovador de las nuevas tecnologías. De esta manera, la fundación “hace posible” que las ONG cuenten con más recursos y herramientas para su gestión y el desarrollo de sus proyectos, al tiempo que facilita a cualquier persona la implicación en las causas solidarias que más les atraigan, vía voluntariado, participación activa o difusión.

Su reciente cambio de nombre, de la anterior Fundación Chandra al actual, es tan solo una muestra de su deseo permanente de experimentar nuevos caminos, con una destacada agilidad para adaptarse a los necesarios cambios. Tal como explica Marisol García, directora de Fundación Hazloposible, el nuevo nombre de la fundación es consecuencia de querer ganar en imagen de marca, “no por querer ganar protagonismo, sino porque pensamos que es importante transmitir confianza y fuerza como organización, para que la gente se sienta cómoda dentro de nuestro entorno y confíe en que va a tener experiencias positivas desde nuestras propuestas y servicios. Pero siempre con el objetivo final de que las personas se encuentren e interactúen entre ellos”.

A lo largo de su larga actividad, Hazloposible ha impulsado un gran número de iniciativas. En la actualidad cuenta con proyectos muy consolidados en el tercer sector como: SolucionesONG.org, Canalsolidario.org, Voluntariadocorporativo.org, Hacesfalta.org y Ekoos.org; a través de los cuales articula su labor de mediación dirigida a ciudadanos, ONG, empresas y periodistas en busca de noticias sociales. Aunque la innovación está en su naturaleza, han creado recientemente un Área de Innovación y Proyectos Emergentes, un espacio en el que recibir ideas y experimentar proyectos que busquen nuevas formas de participación. La primera de esta nueva serie de iniciativas ha sido un acuerdo de colaboración con la plataforma de crowdfunding Lanzanos.com desde la que quieren conseguir microdonaciones de numerosas personas para proyectos solidarios de ONG.

Una de las razones por las que Hazloposible destaca como una organización tremendamente madura en el terreno de la mediación en Internet es que para facilitar el encuentro entre los distintos agentes sociales no necesita que todas las acciones y conversaciones pasen necesariamente por la propia organización. Ese es, probablemente, el nivel más sofisticado de interacción y gestión del conocimiento en Internet y por eso, para indagar sobre su importante experiencia on-line con proyectos sociales, desde Compromiso Empresarial hemos mantenido una conversación con Marisol García y Paloma Ortega, respectivamente directora y responsable de Comunicación y Marketing de la Fundación Hazloposible.

Ha de ser un gran reto mantenerse invisible en una interacción entre terceros, a la vez que se ha de dar crédito a su labor mediadora, más aún tras esta reciente fase de cambio de nombre.

Nuestro objetivo no es que se nos vea mucho como organización, sino que se generen muchas interacciones gracias a nuestros proyectos. En 2010 elaboramos el plan estratégico para definir nuestras líneas de trabajo en los próximos tres años, dónde poner nuestro foco, identificando qué es lo que nos apasiona y en qué añadimos valor respecto a otras organizaciones. Llegamos a la conclusión de que tenemos que centrarnos en hacer matching o, lo que es lo mismo, facilitar encuentros entre personas, organizaciones y empresas para que las causas solidarias consigan un mayor impacto. Gracias a las 6.000 organizaciones con las que colaboramos, podemos ofrecer oportunidades de participación personalizadas para cualquier persona en función de sus aficiones, habilidades, conocimientos, situación familiar, ámbito geográfico o causa que le interese. Nos gustaría que cuando alguien se planteara implicarse de alguna forma en cambiar el mundo, pensara en nosotros para encontrar la forma que mejor le encaje.

Desde esa perspectiva estratégica, ¿cómo se plantean el uso de las redes sociales?

En el caso de las redes sociales, empezamos a utilizarlas desde el principio, aunque sin estrategia ni objetivos claros. La estrategia ha venido después, una vez que hemos aprendido a utilizarlas, a conocer cómo y para qué funcionan mejor en los proyectos. Aun así, todavía estamos experimentando en redes porque son entornos muy recientes y cambiantes.

Cada proyecto tiene cuenta en Twitter y en Facebook. En Hacesfalta.org por ejemplo, tenemos tres cuentas en Twitter: la del proyecto, en la que se intercalan noticias y oportunidades de voluntariado con comentarios del día a día del equipo, lo que nos gusta, lo que hacemos; otra cuenta para ofertas de empleo en ONG y otra para oportunidades de voluntariado.

Estas dos últimas se alimentan automáticamente, sin intervención de una voz propia de la organización. En principio, la actualización automática no es algo deseable en redes sociales, que son entornos de conversación y relación entre personas, pero estamos probando y midiendo qué resultado tiene.

¿En qué otras plataformas tienen perfil en redes sociales y cuáles son los objetivos y estrategias?

Tenemos presencia en Facebook, Twitter y LinkedIn. En el caso de Facebook y Twitter, tanto la fundación como cada proyecto tienen su propia página o perfil. En el caso de LinkedIn, estamos presentes sólo con la Fundación Hazloposible.

Nuestros objetivos varían un poco de una red a otra: hoy por hoy, estamos centrando esfuerzos e ideas en Facebook, porque creemos que su evolución a red universal de encuentro entre personas, organizaciones y marcas está clara. También somos activos en Twitter porque creemos que contribuye a generar comunidad y vinculación con tus seguidores.

Respecto a LinkedIn, nos interesa porque nos permite llegar a un público distinto al que tienen los proyectos (principalmente, profesionales del mundo de la empresa) y abrir espacios de conversación con ellos sobre los temas que nos interesan: nuevas formas de participación, innovación, tecnología, o cómo aprovechar las buenas prácticas de las empresas para apoyar a las ONG. Se trata de un público diferente y los contenidos no tienen nada que ver con los que hay en Twitter o en Facebook.

Está claro que al ser público distinto hay que crear contenido distinto y este contenido provoca una reacción que hay que gestionar.

Sí, si optas por ser activo en redes sociales hay que ser consecuente con todo lo que implica: conocer a las personas que te siguen, aportar contenido de valor para ellas, conversar y gestionar reacciones, sin duda.

Una de las redes en las que nos hemos pensado más cómo estar es Tuenti, ya que los adolescentes y jóvenes son un público que no conocemos tanto, a pesar de que las oportunidades de participación y voluntariado podrían ser muy atractivas para ellos. Hace unas semanas hemos creado una página de Hazloposible a raíz de un concurso de periodismo solidario que hemos organizado para universitarios. Sin embargo, aún nos queda mucho por aprender.

En su equipo hay muchas personas involucradas en la creación de contenidos y gestión de plataformas, obviamente porque su misión es hacer una labor de mediación, pero, ¿también tienen voluntarios?

No, en redes sociales, no tenemos. De hecho quien se encarga de gestionar las redes en cada proyecto es alguien del propio proyecto, que está en el día a día de los contenidos y conoce el estilo de comunicación de Hazloposible, adaptándolo a la voz del proyecto en las redes.

Coincido en que no se debe encomendar una labor de comunicación en tiempo real a personas que no conocen la comunicación estratégica de la organización.

Podrían hacerlo quizás si tuviéramos recursos para gestionar a esas personas voluntarias, formarlas en la cultura y el estilo de comunicación de la entidad y acompañarlas en el día a día, pero hoy por hoy, nos resultaría complicado.

¿Qué tipo de evaluación siguen y qué herramientas utilizan para ello?

En el caso de Twitter, ahora mismo medimos indicadores básicos combinando varias herramientas. Facebook te da sus propias estadísticas. Estamos elaborando un cuadro de indicadores comunes para todos los proyectos que nos permitan medir si estamos consiguiendo los objetivos marcados.

El problema es determinar cuál es el éxito…

Claro, al principio pusimos en marcha una cuenta de Twitter y una cuenta de Facebook y lo que queríamos era tener muchos seguidores. Nos parecía un buen indicador, pero cuando ya tienes un volumen importante de seguidores, te preguntas: ¿Para qué queremos estos canales? ¿Cómo podemos trasladar nuestra misión a estas personas? ¿Cómo conseguir que participen en causas solidarias? A partir de ahí, hemos empezado a trabajar qué queremos hacer con ellos. Si lo que queremos es que participen en acciones solidarias, el indicador no tiene que ser el número de seguidores, sino el número de personas que se apuntan a oportunidades, iniciativas o propuestas de acción desde las redes.

¿Han notado algún tipo de diferencia entre las personas que ya les conocían vía web antes de que entrasen en redes sociales y las que son sus seguidoras en redes sociales? ¿Algún tipo de perfil que haya cambiado?

No hemos analizado el perfil de los usuarios de Twitter y Facebook de forma tan detallada. Sí hemos notado que en Twitter los usuarios y ONG de comunicación se relacionan y conversan más con nosotros.

El perfil de personas en Facebook es más abierto, incluye motivaciones muy distintas y eso nos gusta mucho. Creemos que en Facebook los usuarios prefieren contenidos cercanos, que combinen entretenimiento, acción, emociones…

Es distinto a Twitter. Cada vez, encontramos más importante unir voluntariado y participación con las aficiones de las personas, con momentos de disfrute ya sean solos, en compañía de amigos o compañeros de trabajo, en familia…. A todos nos resulta más atractivo apuntarnos a hacer algo cuando vamos a pasar un buen rato y lo compartimos con personas que nos importan.

Al ser mediadores, la propia tecnología se puede convertir en un fin, ¿tienen problemas para hacer llegar su misión?

La gente suele pensar que somos los supertechies tecnológicos, pero en nuestro equipo sólo hay un informático, que además es autodidacta porque estudió empresariales.

La mayoría de nosotros no sabe de programación, sino de experiencia de uso de la tecnología, de necesidades de las organizaciones o de las personas que interactúan en nuestros proyectos.

Intentamos tener los ojos y los oídos bien abiertos para captar esas necesidades o pequeños cambios que nos dan pistas para adaptarnos y avanzar en nuestra misión: lograr que cada persona –ya sea a título particular o dentro de una organización o de una empresa– encuentre su forma de participar en causas solidarias. La tecnología nos sirve para hacerlo realidad.

¿Y cómo logran la difícil tarea de transmitir esa experiencia conectora?

Básicamente, lo hacemos visibilizando los encuentros o matchings que hemos facilitado y las experiencias positivas que han generado, ya sea de voluntarios con las ONG, de organizaciones que colaboran con empresas, con la información de las ONG hacia los periodistas, etc. Cuando esas personas cuentan a otros cómo encontraron su oportunidad de participar y lo que han ganado con ella, se entiende mejor nuestro papel. Por otra parte, cada una de estas interacciones o experiencias, pueden ser un punto de enganche para más personas. Hay interés por participar en acciones de solidaridad y a todos nos gustan las experiencias positivas.

Nosotros facilitamos la oportunidad de vivir esa experiencia dentro de la acción solidaria. Con el cambio de nombre a Hazloposible nos resulta más fácil reflejar y transmitir lo que somos: canalizadores de participación para cualquier persona que busque cómo hacerlo.

¿Cuáles son sus planes futuros con redes sociales?

Dada la importancia que están adquiriendo las redes sociales, vemos imprescindible trasladar nuestras propuestas de participación allí donde está la gente, Facebook, principalmente. Estamos conociendo y aprendiendo su funcionamiento para desarrollar aplicaciones específicas para esta gran red y avanzar en la integración de determinadas partes de nuestras webs en ella. Por otra parte, también estamos muy atentos a lo que ocurre en las plataformas móviles: ya tenemos una aplicación gratuita de Hazloposible para Iphone y para teléfonos con sistema Android. Los móviles van a ser clave para ayudarnos a conseguir nuestro objetivo: que cualquier persona puede participar donde, como y cuando quiera.

Publicado en Compromiso Empresarial, mayo-junio, 2011.

Interesada en los contenidos y en las personas.

Posted in Nonprofits, Social Good, Social Media
One comment on “Fundación Hazloposible: “Cuando interactúan ciudadanos, organizaciones y empresas, abrimos la puerta a una transformación positiva, y eso engancha”
  1. […] ← Sonido de verano Fundación Hazloposible: “Cuando interactúan ciudadanos, organizaciones y empresas, abrimos la pu… […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Archives
Categories

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 94 other followers

%d bloggers like this: