Conciliación 2.0: El reto de colaborar en Internet para vivir y trabajar mejor (1ª parte)

Desde hace ya unos años, no son pocos quienes presentan la web 2.0 como la panacea para solucionar cualquier problema; como si la colaboración entre personas solo dependiera de herramientas y procedimientos y no de voluntad, tiempo, educación, dinero o prioridades. Indudablemente, uno de los logros más significativos aportados por los entornos 2.0 ha sido ampliar los espacios de participación para la cooperación colectiva.

Sin embargo, llegados al asunto de la conciliación cabría aplicar el célebre dicho académico Quod Natura non dat, Salmantica non praestat (Lo que la naturaleza no da, Salamanca no lo presta), ya que, análogamente, pese a los muchos entornos e instrumentos actualmente disponibles en Internet, poco se puede contar sobre la conciliación 2.0 cuando esta carece de prioridad en la sociedad española.

¿Cómo pueden contribuir las redes sociales y los entornos 2.0 a mejorar la conciliación en España? Este artículo intenta aportar una respuesta útil aunque probablemente escasa en su realidad actual, que no en sus posibilidades.

La conciliación como concepto amplio

Lamentablemente, la conciliación es un asunto que mayoritariamente solo preocupa a quien le afecta. Por si fuera poco, se encuentra plagado de tópicos. Uno de los más frecuentes es que se trata de una cuestión que afecta fundamentalmente a las mujeres y que tiene que ver con el cuidado de los hijos exclusivamente. Así pues, no es de extrañar que en Internet los entornos sobre este tema estén dirigidos a “las mamás”.

Sin duda, la conciliación es un tema que afecta muy de cerca a las mujeres porque son ellas quienes en la actualidad están asumiendo principalmente las cargas familiares. Esto sucede como consecuencia del sustrato machista todavía imperante en el ambiente laboral español.

En general, las mujeres están peor pagadas y valoradas profesionalmente y por ello tienen que ser ellas quienes, en su unidad familiar, han de reducir su jornada de trabajo o incluso prescindir de ella.

Ni que decir tiene que son también evidentes las dificultades de comprensión que asimismo, encuentran los hombres que desean ejercer su papel como responsables de hijos o familiares. Un ejemplo de ello sucedía hace unas semanas, cuando saltaba la noticia de que la Comandancia de la Guardia Civil de Burgos había abierto un expediente disciplinario por una posible falta grave a siete agentes –seis hombres y una mujer– por su participación en una concentración frente a la sede del instituto armado en favor de la conciliación familiar de los guardias civiles (El Correo de Burgos, 20 de junio de 2013).

Es necesario recordar que la conciliación se extiende más allá de mujeres y niños y que afecta al cuidado de mayores, enfermos y otro tipo de circunstancias familiares y personales, como el deseo de dedicar tiempo a otras actividades ligadas a la propia dimensión personal, distintas a las ejercidas en el ámbito laboral.

Así pues, excelentes iniciativas públicas como por ejemplo la impulsada por la Junta de Castilla y León, Conciliamos en Verano 2013, se quedan cortas para aquellas personas que, independientemente de calendarios escolares, su problema sea por ejemplo, atender a dependientes o enfermos.

Dos no concilian si uno no quiere

Si la pareja, la empresa o la legislación no contribuyen nunca se podrá conciliar como tal, sino “capear el temporal” según este vaya llegando. Pese a que en los numerosos foros sobre gestión de recursos humanos frecuentemente se cite la importancia y los numerosos beneficios de implantar medidas de conciliación en los centros de trabajo, la realidad es que todavía se siguen concibiendo como pérdidas para la empresa. Y es que otro de los tópicos comúnmente asociados a la conciliación es que implica trabajar menos (excedencias, reducciones de jornada, etc.), cuando en realidad ha de significar trabajar mejor.

Es preciso que las empresas efectúen urgentemente cambios en su concepto de trabajo, como pasar de la tradicional dirección por tareas a una dirección por objetivos. Ello debería ir unido a permisos de maternidad y paternidad más largos, teletrabajo, así como flexibilidad de horarios laborales.

En conclusión, es imprescindible abordar el reto de la conciliación con la debida amplitud de miras que necesita un asunto tan cardinal en la sociedad y que necesariamente implica a diversos agentes (empresas, Administración pública y ciudadanos). Desde este punto de vista, los entornos 2.0 –que permiten conectar a los distintos agentes involucrados– deberían estar proporcionando nuevas oportunidades y ejemplos de facilitación para el cambio.

En el ámbito de la Administración pública, las principales fuentes de información y recursos en Internet son meramente informativas y sin posibilidad de interacción por parte de los usuarios. En 2007 la Administración General del Estado impulsó el plan Concilia. Plan integral para la conciliación de la vida personal y laboral en la Administración, que en la actualidad promueve la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas. Lo que este plan hace en realidad es recoger las medidas vigentes en la actual legislación española, aplicables a todo tipo de trabajadores, añadiendo eso sí algunos aspectos que tienen que ver con la flexibilidad horaria de los empleados públicos.

Ya a nivel europeo existe la referencia del Observatorio Europeo de las Conciliaciones Laborales, a lo que se une la perspectiva de la celebración del “Año Internacional de la Familia” para 2014.

Sin embargo, dada la actual marcha atrás que están experimentando las políticas sociales en España frente a la crisis económica, es muy previsible que esta celebración solo sirva para tratar la conciliación a un nivel más teórico sin aportar medidas sustanciales económicas y legislativas. Entretanto, habrá que esperar a los resultados de la Subcomisión para la racionalización de horarios, la conciliación y la corresponsabilidad, cuyo fin es mejorar las políticas dirigidas a favorecer la conciliación, la corresponsabilidad y racionalización de los horarios. La presentación de las recomendaciones en las que actualmente trabaja ha sido recientemente aplazada por unanimidad por el Pleno del Congreso Diputados al 30 de septiembre de 2013.

¿Qué muestra la web 2.0 sobre conciliación?

Un primer contacto sobre la realidad online de la conciliación en España muestra un panorama manifiestamente raquítico. Las iniciativas sobre este tema escasean en Internet y particularmente en las principales redes sociales, siendo mayoritariamente los blogs los principales elementos de intercambio informativo. Probablemente esto suceda porque la conciliación familiar todavía permanece simbólicamente situada en un ámbito limitado a lo personal e incluso íntimo, lo cual dificulta su traslación a ámbitos colectivos como lo son las redes.

Sin embargo, la dimensión social de estos entornos online constituye una oportunidad decisiva que los ciudadanos, empresas, organizaciones y administraciones deberían aprovechar.

El horizonte de la conciliación 2.0 en España se desdibuja fundamentalmente en el ámbito de la blogosfera. Indagar en ella en busca de contenido sobre conciliación requiere de bastante perseverancia ante la escasez y, por qué no decirlo, ciertas dosis de tolerancia a lo cursi. En no pocas ocasiones los blogs difunden este tipo de contenidos en forma de experiencias de mamás –y algún que otro papá– relatando anécdotas personales sobre los avances de sus “enanos”, “princesas” y demás apelativos otorgados a sus hijos.

Pero pese al tono afectado de muchas de las intervenciones, los blogs ponen de manifiesto la apremiante necesidad de muchos por compartir inquietudes y soluciones ante el importante problema de la conciliación.

Menos interesante es la significativa sobreabundancia de publicidad que aparece diseminada entre los contenidos de este tipo de plataformas. De hecho, ello supone una verdadera interferencia para el uso eficiente de estos entornos 2.0, ya que a los usuarios que acuden a los blogs no les termina de quedar claro cuándo la experiencia que están leyendo es real y cuándo se trata de una “adaptación literaria” de un contenido publicitario. Esto es muy importante porque, tanto en cuestiones de conciliación como en el uso de redes sociales, la confianza es probablemente el valor más delicado e importante.

Fuera ya del ámbito exclusivo de los blogs, la principal referencia online sobre conciliación en España en la actualidad es el portal impulsado por la plataforma Conciliación Real Ya. En términos de Internet no es más que una página web al más puro estilo 1.0 que, sin embargo, surgió a partir de la blogosfera maternal.

Con la vocación manifiesta de crear clima de opinión y ejercer como lobby de presión y gran capacidad para movilizar a los muchos internautas interesados en el tema, su página web explica las iniciativas y propuestas impulsadas por la plataforma. En ella cabe destacar la sección Recursos, un archivo bastante actualizado y bien seleccionado sobre documentos, noticias y referencias en Internet sobre el tema.

Así pues, la web de Conciliación Real Ya constituye una buena fuente de información de base para cualquier persona interesada en adquirir una idea rápida de la situación en España.

Complementan sus servicios otras iniciativas adicionales para la participación 2.0 con una interesante presencia en las principales redes sociales, como Facebook, Twitter (@Conciliacion_ry) y Youtube. Además, esta plataforma ciudadana también cuenta con un blog cuya principal aportación para los usuarios es compartir y conocer experiencias de primera mano. Sin embargo, en numerosas ocasiones, estas intervenciones suponen un mero desahogo –tanto para quienes escriben como para quienes los leen– y no terminan por ayudar de manera eficiente a resolver los problemas que se mencionan.

Por el contrario, el uso proactivo y creativo de las herramientas 2.0 podría darle la vuelta a esta recurrente e infructuosa queja, bastante habitual en los comentarios en Internet sobre conciliación.

efr

Otra interesante iniciativa sobre conciliación es la que protagoniza la Fundación Masfamilia, activa participante en eventos sobre conciliación y promotora del Máster en Dirección de Personas y Experto en Gestión de la Conciliación ofertado por la Universidad Camilo José Cela. Esta fundación es la impulsora de la iniciativa Empresa Familiarmente Responsable, que a su vez ha promovido: el Observatorio de Empresa Familiarmente Responsable, el Foro de trabajo en empresas familiarmente responsables en la plataforma online de trabajo, Infojobs.

Empresa Familiarmente Responsable cuenta con presencia en las principales redes sociales (Twitter, @Masfamilia, Facebook, Linkedin y Slideshare) además de con un blog Conciliator 2.0 vs. Dark Worker y la red social de conciliación Netconcilia, cuya presencia se ha configurado directamente en la red social Ning.

Pese al inconveniente de que Ning no es una red social que haya calado masivamente entre los usuarios españoles a comparación de otras como Facebook, Linkedin o Twitter, Netconcilia constituye un intento ambicioso y bien enfocado a la colaboración 2.0. Así pues, el usuario cuenta con un perfil específico en la red, en la cual puede crear y participar en grupos de intercambio establecidos en base a temas específicos, así como foros de debate.

Además, Netconcilia presenta muchas e interesantes secciones, como su completo archivo de vídeos, al que se suma el apartado dedicado a Medidas de conciliación y que reúne las actualizaciones de los diversos blogs seleccionados. Pero pese a que esta web ofrece una gama de información y servicios muy bien configurada, manifiesta un importante inconveniente: la escasa actividad de sus usuarios, que podría deberse, entre otras razones, a la poca actualización y dinamización de sus contenidos.

Al margen de estas dos grandes iniciativas en Internet –Conciliación Real Ya y Fundación Masfamilia– no parece que esté habiendo mucha más actividad específica sobre conciliación en los entornos 2.0. Sin embargo, las posibilidades son muchas y están siendo las empresas de servicios las pioneras en este terreno.

Sobre lo que están haciendo y las posibilidades que tanto ONG como ciudadanos tienen en este terreno, tratará la siguiente parte de este artículo (Próximamente)

Publicado originalmente en Compromiso Empresarial, 47, julio-agosto, 2013.

Interesada en los contenidos y en las personas.

Posted in en Español, Nonprofits, Social Good, Social Media, Uncategorized
One comment on “Conciliación 2.0: El reto de colaborar en Internet para vivir y trabajar mejor (1ª parte)
  1. […] y buenas prácticas en España. “Autocrítica y reinvención para una cultura en crisis” Conciliación 2.0: El reto de colaborar en Internet para vivir y trabajar mejor (1ª parte) […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Archives
Categories

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 94 other followers

%d bloggers like this: