¿Qué recursos ofrece Internet para mejorar la conciliación laboral?

Conciliación e internet

Abordar el problema de la conciliación laboral y personal significa, en todos los casos, hablar de oportunidades para gestionar tiempo y servicios que hagan compatibles las distintas actividades e intereses de las personas. A las iniciativas analizadas en la primera parte de este artículoConciliación Real Ya y Fundación Masfamilia– no parece que se sume mucha más actividad específica sobre conciliación en entornos y herramientas 2.0.

Desde este punto de vista llama la atención una mayor falta de implicación explícita por parte de la administración pública central, pese a que algunas administraciones autonómicas y locales sí parecen estar dando muestras de interés ofreciendo, en alguno de los casos, buenas herramientas de trabajo para aplicar en empresas y organizaciones.

Asimismo, el grueso de organizaciones sociales muestra en este asunto una actividad notoriamente escasa, mientras que son algunas empresas las que parecen estar siendo las pioneras en liderar iniciativas concretas.

La relación entre lo digital, la conciliación y la confianza entre extraños

En los últimos años, la llegada de Internet a los hogares españoles y la creciente oferta de servicios online por parte de empresas, organizaciones y administraciones públicas han supuesto un cambio radical en los comportamientos y la gestión del tiempo de los ciudadanos.

Superada la desconfianza inicial de los usuarios hacia las gestiones online, la comodidad ha sustituido a los numerosos desplazamientos in situ anteriormente obligados. Sin embargo, estas ventajas para la vida cotidiana se están integrando con bastante más dificultad en los entornos laborales, en los que el “presentismo” es todavía el criterio de valoración imperante en relación al desempeño profesional.

Resulta paradójico que en una sociedad cada vez más conectada a los servicios “en la nube” todavía haya que estar obligado a desplazarse a la oficina para trabajar, cuando ya para muchos el trabajo llega vía móvil. No obstante, el panorama laboral se presenta reacio al teletrabajo por una razón muy estrechamente ligada a la experiencia de lo digital: la desconfianza.

Muchos han sido los textos que han tratado los efectos de la sociedad digital en relación con la experiencia de lo físico. Los medios tecnológicos han suscitado una significativa incertidumbre frente a la inseguridad a que aboca lo intangible de la electrónica.

Y es que la era digital –en la que lo físico parece desintegrarse frente a la prevalencia de lo virtual– remite a la añoranza de una configuración pasada del mundo como una realidad matérica a la que poderse aferrar.

Por esta razón, la mayoría de los recelos respecto a cualquier experiencia digital provienen de la inseguridad que produce la mencionada separación entre lo físico y lo electrónico. Esta falta de confianza ante lo digital entre los potenciales usuarios impregna también las posibilidades de los servicios online para la conciliación.

La confianza es la piedra angular sobre la que se sustenta la conciliación online. Es un valor que afecta a las relaciones entre usuarios en entornos 2.0 de manera fundamental ya que, por ejemplo, las redes sociales son entornos simbólicos basados en la confianza y fundamentados en las recomendaciones de sus usuarios.

Igualmente, la confianza es la base de las organizaciones sociales, las cuales son extremadamente sensibles a la opinión de sus grupos de interés y dependen muy fuertemente en su capacidad de prescripción.

Parece claro que si una de las claves para conciliar es poder delegar responsabilidades a personas y organizaciones que inspiren confianza, el carácter inmaterial de los entornos 2.0 sitúa las posibilidades de la conciliación en un terreno todavía más difícil. Sin embargo, la capacidad de visibilización y movilización de la que disfrutan los servicios de la web social constituyen una oportunidad nada desdeñable que es necesario aprovechar.

Primeros pasos hacia la conciliación 2.0

Dada la importancia que la confianza tiene para la conciliación le correspondería a la administración pública, en su papel de referente e intermediadora social, liderar la instauración de estándares y garantías de calidad que fomenten la sensación de seguridad entre los ciudadanos. Sin embargo, la realidad es otra. Sirva de ejemplo la falta de resultados hasta la fecha de la Subcomisión sobre Racionalización de Horarios, Conciliación y Corresponsabilidad perteneciente a la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados.

Afortunadamente, no sucede lo mismo con algunas administraciones autonómicas y locales, que sí están dando algunos pasos interesantes en esta dirección. Entre ellas destaca Conciliar es todo beneficios.

Esta página web promovida por el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco reúne recursos fundamentales para favorecer la conciliación. En ella se ofrece una utilísima “Calculadora de Costes y Beneficios de la Conciliación Familiar y Laboral” –online e interactiva– además de otras completas herramientas para que las empresas y organizaciones puedan efectuar un autodiagnóstico y elaborar su propio plan.

Asimismo, existe una sección que aglutina toda la información sobre el trámite de ayudas. Además, dentro de sus iniciativas de planificación en innovación en el empleo, comparte una recopilación de estudios sobre flexibilidad horaria, claramente organizados y de descarga gratuita.

El carácter garantista de las iniciativas públicas inspira una confianza natural que sin embargo, desaparece cuando se trata de servicios proporcionados por empresas, ya que el ánimo de lucro empresarial podría ir en detrimento de la calidad de los servicios que en cada caso se ofrezcan. Esta desconfianza inicial se desdibujaría si las administraciones públicas implantaran una legislación que consolidara prácticas, estándares y certificados de calidad para aplicar a las empresas. Mientras eso sucede, el panorama de servicios privados online para la conciliación es bastante exiguo, las iniciativas surgen contracorriente y muy tímidamente.

Entre la oferta privada de servicios para la conciliación 2.0 destaca, por su esencia social, Yoopies, un servicio online basado precisamente en inspirar confianza entre sus usuarios y que se define como “la primera plataforma que pone en contacto a padres y madres, canguros y niñeras/os. Gratis y sencilla”.

Con más de un año de implantación en España, esta red sirve para encontrar servicios de canguros, niñeras, au pairs o servicio doméstico para el cuidado de niños. Este servicio, que requiere un registro gratuito de usuario, cuenta con presencia en entornos 2.0 y ofrece funcionalidades bastante prácticas, como la posibilidad de incluir filtros de búsqueda por idioma, rango de edad, distancia, tipo de servicios, etc.

Yoopies se basa en la confianza que ha de proporcionar la experiencia que otros padres comparten en el site. Sin embargo, ya a pocos usuarios se les escapa que los comentarios provenientes de los supuestos padres pueden ser en realidad el trabajo de los llamados “intruders” (infiltrados), escritos para favorecer la estrategia de marketing de la empresa.

Pese a esta posibilidad, la importancia que Yoopies le quiere dar a las referencias de otros usuarios se ve reforzada por el hecho de haber vinculado la plataforma a Facebook. Gracias a esta red social los usuarios pueden ver quién de sus propios contactos ya ha recomendado una canguro y este es un gran valor añadido… si realmente funcionara.

Para que esta vinculación fuera realmente eficaz requeriría que la penetración social de Yoopies fuera tan extensa como la de Facebook, lo cual dista mucho de ser real. Sería necesario que los contactos de cada usuario en Facebook también fueran miembros de Yoopies, que además utilizaran sus servicios y que compartieran en dicha plataforma sus experiencias.

Por el contrario, el alcance social de Yoopies no promete crecimiento, pues en la página se echan de menos las prometidas interacciones de padres y madres, puesto que tan solo aparece actividad proveniente de la empresa y no de los usuarios.

Yoopies nació en noviembre de 2011 y tras lanzarse en Francia, Bélgica e Italia llegó a España en el verano de 2012. De momento, la plataforma es gratuita en España, pero es previsible que si llegara a adquirir un número importante de usuarios fieles se convertiría en un servicio de pago por tarifas mensuales, trimestrales o anuales; como ya sucede en otras latitudes (Yoopies.com).

Existen otras plataformas en español similares a Yoopies, como la argentina Nannying, que se autodefine como “red social para que mamás y niñeras se encuentren”. Sin embargo, la referencia en esta línea de servicios es la estadounidense Urbansitter.

También relacionada con Facebook, esta plataforma se lanzó 2011 con infinidad de funcionalidades añadidas a las ofertadas por las plataformas anteriormente mencionadas, como la posibilidad de gestionar una agenda de entrevistas, adquirir tarjetas de regalo por servicios de cuidado de niños o la elección de la forma de pago a las niñeras (online o en metálico).

Para el pago de los servicios, tanto padres como niñeras han de confirmar en la web su correcta realización y en concepto de intermediación, la empresa cobra a los padres 7,5 dólares.

Además, y ampliando muy acertadamente el concepto de conciliación del de un mero cuidado de niños al de servicios profesionales más amplios, se presentan plataformas como: Concilia2, Cuídamelo y Nockin, una empresa que ayuda a localizar servicios locales a los usuarios y que siguen el modelo de otras similares de otros países, como Agentanything.

Asimismo, existen empresas que ayudan a otras organizaciones a implantar planes de conciliación. Tal es el caso de Easylife, Equilia y de los programas corporativos de Familiafácil.

Dentro de esta gama ampliada de servicios y red de intercambio surgió Helppy España, cuyo servicio se suspendió en abril de 2012. Esta interesante iniciativa de vocación internacional, de la que solo queda su página en Facebook, surgió en 2010 como startup para poner en contacto a personas que necesitan que les hagan determinadas tareas, con las que las pueden hacer.

La esencia 2.0 de la conciliación: la unión hace la fuerza

Este desarticulado escenario de cohabitación entre iniciativas diversas, servicios que no acaban de arrancar y líneas de trabajo paralelas en Internet debería coordinarse, fortalecerse, complementarse y consolidarse con la colaboración de ciudadanos, organizaciones, empresas y administraciones. Para contribuir a crear dicho ecosistema es necesario trabajar en red con una permanente actitud colaborativa, sostenible y manteniendo la visión de conjunto. En esta línea no hay nada como relacionar, complementar y fortalecer las iniciativas que ya existen.

1. Cultive los entornos de conciliación ya existentes y establezca sinergias que los refuercen y complementen. No siempre la conciliación es un tema que se expone de manera nítida y aislada, sino que cada vez más aparece entretejido como valor en distintos movimientos y organizaciones.

Tal podría ser el caso del llamado Slow movement (movimiento lento) sobre el que la revista Yorokobu constituye una continua fuente de conocimiento en el panorama editorial en español. Fue precisamente en ella donde Compromiso Empresarial ha podido conocer la existencia de espacios laborales de Cobaby, como en la empresa italiana Piano C.

2. No invente la rueda y utilice los servicios ya existentes. Un ejemplo de servicios listos para la causa de la conciliación 2.0 son las plataformas de activismo ciudadano (Vid. Activismo 2.0 y empoderamiento ciudadano en red I y II). La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles, una entidad sin ánimo de lucro cuyos fines son concienciar a la sociedad sobre el valor del tiempo y la importancia de su gestión, ha lanzado recientemente una iniciativa llamada Que los programas de televisión de máxima audiencia finalicen antes de las 23 horas a través de la plataforma de activismo ciudadano Change.org.

Gracias al alcance de esta plataforma se han podido hacer eco de la iniciativa diversos medios de comunicación así como otras organizaciones y personas interesadas en la conciliación, pues lógicamente la racionalización de horarios es una de los muchos aspectos claves que ayudan a la conciliación.

3. Difunda la causa haciendo amigos y conectando de forma creativa con la gran masa crítica. Un buen ejemplo de ello podría ser la campaña ciudadana Fines de semana de tres días, que promovió la revista Time Out Barcelona.

Muy en sintonía con los intereses de una publicación que precisamente informa sobre ocio y tiempo libre, se trataba de una campaña divertida, creativa y como bien se argumentaba en ella, muy factible además en tiempos de desempleo. Los diversos eslóganes de la campaña eran plenamente comparables a la diversidad implícita que ha de observarse en cualquier iniciativa de conciliación, en las que casi hay que tener en cuenta tantas posibilidades como personas. La sección “No estamos solos” de su página web constituía una clara demostración de que la unión de personas hace posible la visibilización de cualquier masa crítica.

Además, los usuarios podían sumarse a la campaña y dejar su testimonio de por qué son necesarios los fines de semana de tres días. Por si fuera poco, existía la posibilidad de que cada usuario hiciera su propia campaña escribiendo en una plantilla que mantiene el diseño oficial y hacer o un cartel o una camiseta o una taza y con el aliciente de que la revista iría publicando en su web aquellas aportaciones que considerara mejores y más creativas. Como es de esperar, los resultados se podían compartir en las principales redes sociales.

A esta compilación de recomendaciones e iniciativas habrían de sumarse las que paulatinamente van implantándose en los entornos de trabajo y las asociaciones ciudadanas tales como el Carpooling, las bolsas de horas o la modalidad de cuidado infantil Madres de día. A partir de ahora queda consolidar las relaciones entre las distintas iniciativas e interpelar a los distintos agentes que necesariamente han de participar para que la conciliación sea posible a que colaboren de forma activa.

Publicado originalmente en: Compromiso Empresarial, nov-dic, 2013

Interesada en los contenidos y en las personas.

Posted in en Español, Social Good, Social Media
One comment on “¿Qué recursos ofrece Internet para mejorar la conciliación laboral?
  1. […] ¿Qué recursos ofrece Internet para mejorar la conciliación laboral? Cinco recomendaciones básicas para ONGs en vías de desarrollo 2.0 […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Archives
Categories

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 94 other followers

%d bloggers like this: